NOTICIAS Y BLOG

La tarjeta eSIM amplía el futuro de los MNO

La tarjeta eSIM amplía el futuro de los MNO

Las revoluciones son transformadoras, impredecibles y están llenas de oportunidades.  Siempre que algo amenaza el orden establecido, aparecen nuevas posibilidades que los innovadores y pioneros con visión de futuro para abrir nuevos caminos sabrán aprovechar. 

Cuando se tiene la percepción de que un avance tecnológico va a trastocar una industria consolidada, esto es entendido como una buena noticia para los que están dispuestos a tomar la iniciativa. Las personas con visión de futuro y ambición pueden definir cómo será el futuro y quiénes se beneficiarán de él.

El chip SIM integrado, o tarjeta eSIM, es exactamente el tipo de innovación revolucionaria que podría cambiar la industria móvil. El impacto de esta nueva tecnología será una realidad para todos los que estén implicados en ella, desde los consumidores hasta los fabricantes de conjuntos de chips.

La revolución

Ya no se trata de si la eSIM se impone. Ahora se trata de cuándo lo hará y de quién está en la mejor posición para beneficiarse de ello.

Una eSIM es un chip reescribible que se fija directamente en la placa madre de un dispositivo. Básicamente, hace que las tarjetas SIM extraíbles que usamos hoy en día queden obsoletas. Con una eSIM los planes y contratos se descargan directamente, así que puedes conectar tu dispositivo y conectarte a Internet unos segundos después de haber comprado el dispositivo. Esto ahorra tiempo a los consumidores y ofrece muchas posibilidades a todos los que están implicados en la cadena de valor.

Los operadores de redes móviles (MNO) y los operadores de redes móviles virtuales (MVNO) están empezando a tomarse en serio la eSIM. Según un estudio reciente realizado por ROCCO, el 80% de los MNO la consideran como el sustituto más probable de la tarjeta SIM extraíble. Como consecuencia, más del 20% están interesados en desarrollar nuevos proyectos relacionados con la tarjeta eSIM, con la intención de lanzarlos al mercado.

¿Por qué los operadores están empezando a apoyarla?

Los MNO

Los MNO y MVNO van a disfrutar de una serie de ventajas y beneficios a medida que aumente la popularidad de la eSIM. Uno de ellos es el elevado potencial de establecer alianzas nuevas y dinámicas dentro de la propia cadena de fabricación.

En una industria en la que la conectividad es esencial, todavía es común la separación y el aislamiento. Sin embargo, no hay ninguna razón por la que los MNO no puedan formar asociaciones más rentables y fructíferas con otros actores fundamentales de la industria, desde los OEM y ODM a los fabricantes de conjuntos de chips fabless y diseñadores de software. Los MVNO ya han demostrado lo eficaz que puede resultar una estrategia dependiente de la industria.

Por ejemplo, una vez que  la  tarjeta eSIM sea el estándar en la industria, los MNO podrán firmar acuerdos con empresas de chips, garantizando la recomendación de redes específicas o incluso la opción de conectividad exclusiva para el hardware producido por el fabricante.

De manera alternativa, podrían llegar a acuerdos similares, trabajando directamente con los OEM. Podría incentivarse a los fabricantes de dispositivos y equipos móviles para conectar sus dispositivos con determinados operadores, consiguiendo de este modo que cada dispositivo que produzcan suponga una ganancia para el MNO incluso antes de llegar a la tienda. Con las antiguas tarjetas SIM extraíbles esto ni siquiera sería una opción.

Como el modelo de los operadores está muy centrado en la atención al cliente, éstos están más preparados que otros proveedores de la cadena valor para dar soporte en una mayor medida a la experiencia del cliente. Por ello, aunque lo normal es que la relación con el cliente caiga en manos de los OEM, hay que señalar que muchos de ellos, con algunas excepciones, conocen poco acerca de cómo relacionarse con sus clientes después de la venta, y aún menos del ecosistema empresarial para poder ofrecer un modelo de comercialización as-a-service para sus dispositivos.

Por otro lado, los operadores tienen ante sí la oportunidad de crear nuevos productos que demuestren su compromiso con una gestión del dispositivo sin complicaciones y una atención al cliente que vaya más allá de lo que ofrecen la mayoría de las otras empresas.

El futuro

Hay muchas recompensas por recoger, derivadas del avance de la tecnología IoT. Las SIM integradas son la pieza que faltaba en el Internet de las cosas y, a medida que su uso se generalice, también lo harán los dispositivos compatibles con IoT. El aumento del IoT supone una necesidad de conectividad constante a la red sin precedentes.

Para optimizar realmente los puntos fuertes del IoT, los dispositivos inteligentes deben poder comunicarse continuamente, sin perder la señal cuando salen de zonas y hotspots wifi. Con una tarjeta eSIM integrada en cualquier objeto, como puede ser en los zapatos o hasta en la cartera, los operadores móviles desempeñarán un papel aún más importante. Ya no será cuestión de mantener a los teléfonos en la red. Pronto, las carreras profesionales, el ejercicio, el ocio, todo nuestro estilo de vida requerirá una conectividad constante, y la SIM integrada permite que los MNO ofrezcan todo esto de una manera en la que antes no habría sido posible.

No estamos hablando de una situación hipotética, la eSIM ya es una realidad. Se estima que en 2018 150 millones de dispositivos ya estaban conectados mediante eSIM y esa cifra aumentará a medida que el Internet de las cosas se extienda a más aspectos de nuestra vida diaria.

Por todo esto, hay buenas noticias para los MNO y MVNO: se va a llegar a nuevos acuerdos innovadores, va a haber oportunidades sin precedentes en relación con IoT, y se va a dar la oportunidad de consolidar su lugar en la vida de los consumidores en las próximas décadas.

Descubre cómo Truphone está creando un futuro mejor.

Artículos relacionados