NOTICIAS Y BLOG

La eSIM y los OEM: un cambio en el mercado conectado

La eSIM y los OEM: un cambio en el mercado conectado

Cada año, las industrias experimentan cierto nivel de digitalización, generalmente en busca de una mayor eficiencia. Sin embargo, de vez en cuando hay un aumento mayor que, si bien promete alternativas mucho mejores, también amenaza con grandes cambios en la estructura del mercado.

El último viene con la introducción de la eSIM en el mercado de la telefonía móvil, que podría cambiar las relaciones y responsabilidades de toda la cadena de valor de los dispositivos conectados.

¿Qué es la eSIM?

La "e" significa incrustada: la SIM se instala en la placa base del dispositivo, durante toda su vida útil. Esto implica más tecnología, una mejor experiencia del cliente y otro paso hacia la impermeabilidad total. Lo único es que ningún fabricante esperaría que sus clientes se comprometan con el mismo operador mientras tengan el dispositivo. Además, no es práctico. Dejando de lado las posibles infracciones de la competencia y las regulaciones del mercado, ¿qué sucede si el cliente viaja a un país en el que el operador no presta su servicio? ¿Qué pasa si falla o se fusiona?

Por lo tanto, la característica fundamental de la eSIM es la provisión remota; es decir, la capacidad de actualizarla y de almacenar uno o más perfiles de operador. Esta es la parte revolucionaria. No es un concepto nuevo, ya está disponible en las SIM extraíbles, pero es el corazón de la eSIM, puesto que ninguna se envía ni se compra sin provisión remota.

Esto implica que el perfil puede instalarse durante el proceso de fabricación, automáticamente en el primer arranque del dispositivo o que el usuario lo instale cuando lo saque de la caja. Además, se puede añadir un nuevo perfil en cualquier momento, por ejemplo, cuando el cliente se va de vacaciones y aterriza en otro país. Las colas en el aeropuerto para conseguir una SIM local son ya algo del pasado.

El ascenso de los OEM

Con la disponibilidad de la eSIM en dispositivos del consumidor como el iPad y el Apple Watch, estamos presenciando un cambio en los roles de los OEM (fabricantes de equipos o dispositivos), los MNO (operadores de red móvil) y los fabricantes de chips.

Tradicionalmente, tanto el hardware SIM como el perfil provenían del operador. Ahora, el OEM proporciona el hardware en el dispositivo. Esto tiene varias consecuencias: la primera es el coste, puesto que se compra el chip SIM incorporado. Pero la adopción de la eSIM a largo plazo dará a los OEM una influencia mucho mayor sobre la provisión de los perfiles y, en teoría, una experiencia de usuario mejorada y garantizada.

Además, la capacidad de los clientes de elegir fácilmente entre operadores sin tener que cambiar la SIM podría amenazar la longevidad existente en las relaciones cliente-operador.

Inicialmente, esto se limitaría al segmento del prepago, pero, como señala la GSMA, podría haber un aumento en otros minoristas (o vendedores de dispositivos) que ofrecen ofertas de financiación en teléfonos para repartir el gasto del dispositivo. Algunos OEM están más que listos para llenar este vacío en la interacción con el consumidor: hoy en día la mayoría han creado marcas que son la envidia de muchos operadores.

Un nuevo panorama para los dispositivos conectados

La SIM integrada y la provisión remota ya están aquí. Quizás no sea de la noche a la mañana, pero ambas son inevitables. Muy pronto, los beneficios de la provisión remota serán demasiado importantes como para que el mercado M2M los ignore. La adopción generalizada en el mercado de consumo M2M (wearables) podría conducir a una expansión de la provisión remota en los teléfonos (SIM integrada o extraíble). La disrupción, especialmente la digital, rara vez es predecible o lineal, y aún no se ha visto dónde quedarán los chips. Pero los OEM están en una posición envidiable: si lo gestionan con sabiduría, serán ellos quienes consigan el premio.

Obtén más información sobre cómo Truphone está construyendo un futuro mejor con la eSIM.

Artículos relacionados