NOTICIAS Y BLOG

Cómo aumenta la flexibilidad de apps y dispositivos IoT gracias a la eSIM

Cómo aumenta la flexibilidad de apps y dispositivos IoT gracias a la eSIM

Artículo escrito por George Malim (editor de IoT Now), en colaboración con Truphone

Según George Malim, editor jefe de IoT Now, a medida que el volumen de las implementaciones IoT empieza a aumentar, la gestión de los enfoques tradicionales de conectividad se vuelve cada vez más inflexible, cara y compleja. Una tarjeta SIM de plástico que está asociada con un operador de red móvil nacional y que requiere de su instalación en un dispositivo, limita la habilidad de las empresas de IoT a la hora de atender a sus clientes. Por ejemplo, una compañía de rastreo de flotas podría cerrar un trato con un operador móvil en un lugar geográfico específico, como la UE o EE.UU., pero puede suceder que este no preste la cobertura adecuada en todas las áreas y regiones en las que opera.

Del mismo modo, si se rastrea un camión desde una fábrica en Alemania hasta un centro de distribución en Turquía, ¿qué es lo que sucede cuando el camión sale de la UE y el operador de origen no tiene cobertura? Lo habitual es que confíe en sus relaciones de roaming previas para asegurarse de que su socio en Turquía puede seguir facilitando conectividad. En este caso, el servicio se ve limitado por las capacidades del socio del operador principal, que quizás no ofrezca ni la mejor cobertura ni el servicio de red óptimo en todo el país.

Además de este problema, el rastreador estará instalado con la tarjeta SIM del operador principal, lo que genera un gasto adicional. Esto limita al proveedor de rastreo, ya que, si quiere cambiar de operador de red, tendrá que reemplazar la SIM, lo que suma más gastos de instalación y administración.

La flexibilidad es crucial para determinados tipos de implementación. En el caso de los servicios de vigilancia, por ejemplo, pueden requerir acceso a redes móviles con un ancho de banda elevado para asegurar la calidad del vídeo, mientras que otras aplicaciones de telemedicina exigen un nivel aún mayor de calidad y tiempo de funcionamiento. Esto es lo que se describe a menudo como IoT crítica.

Otra opción es instalar desde fábrica tarjetas SIM IoT o eSIM, integrándolas en un módulo sin necesidad de tarjetas de plástico, y con despliegue a nivel mundial. Un fabricante de dispositivos de rastreo puede integrar la eSIM en sus productos en su fábrica de China y durante la implementación en México su cliente o usuario puede configurarla y conectarse a la red deseada. Esta capacidad, que se desarrolla de manera automática y sin ningún contacto, también implica que la eSIM se puede actualizar over-the-air, lo que aumenta la vida útil de la implementación de un dispositivo sin requerir ningún tipo de mantenimiento físico. 

Los usuarios ya no tienen por qué estar atados a la tarjeta de plástico de un único operador de red y, en lugar de ello, pueden acceder a la mejor conectividad posible para sus aplicaciones o dispositivos IoT independientemente del lugar del planeta en el que se encuentren; incluso, en su propio país, si están en una zona sin cobertura. Además, los OEM, fabricantes de chips, módulos y dispositivos pueden incluir conectividad en su oferta, para ofrecerle a sus clientes una experiencia más rica e integrada. Todo esto simplifica la parte técnica de una empresa de IoT, al garantizar una conectividad global y de confianza siempre disponible, y que el cliente, para asegurarse la cobertura, no tenga que mantener relaciones con varios operadores de red a nivel global. 

Artículos relacionados